Search
Close this search box.

tiem

Abrir los ‘Ojos’ ante un paraíso casi perdido como las Tablas de Daimiel

Abrir los ‘Ojos’ ante un paraíso casi perdido como las Tablas de Daimiel

Es un enclave de relevancia mundial, un oasis en medio del secarral y un espacio edénico, pero al mismo tiempo el epicentro del robo de agua en España que se mantiene con serias dificultades vivo gracias a pozos de salvamento con los que recobra el aliento y el trasvase de otro río maltrecho como el Tajo. Las Tablas de Daimiel inspiran el espectáculo ‘Ojos (casi un paraíso perdido)’, montaje de Elena Mora Sanroma, resultante de la tercera Residencia Artística impulsada por el Teatro de la Sensación y que se estrena este sábado, a las 21.30 horas, en la ciudarrealeña sala.

Actriz y educadora social, la damieleña Mora Sanroma es una creadora escénica con “un vínculo muy fuerte” con las Tablas de Daimiel, lugar que la “ha visto crecer”, con la necesidad personal de reflejar, abriendo precisamente los ojos y aportando “información veraz y fácilmente contrastable”, lo que ha ocurrido en un entorno tan próximo e idílico como sumamente frágil, afectado por la sequía y las extracciones ilegales del acuífero que nutre a este Parque Nacional.

En tres meses de residencia artística ha configurado un montaje “muy dinámico” con diferentes lenguajes artísticos que incluye proyecciones, audios y expresividad corporal y tiene como eje un monólogo discursivo con diversos personajes que hablan sobre la historia y presente de las Tablas de Daimiel, fruto todo ello de un año de investigación en el que ha hablado “con mucha gente, desde ecologistas y periodistas hasta historiadores y geógrafos”, sin pretender con ello exponer la problemática como una experta, sino más bien ofrecer reflexiones poéticas, de manera que sean los espectadores los que saquen sus propias conclusiones describiendo la trayectoria de estas tablas fluviales, recuperando nombres que se están perdiendo y exponiendo cómo vivían las gentes que hasta los años sesenta y setenta trabajaron allí sin menoscabar el futuro y supervivencia del entorno.

Con interpretación, dramaturgia y dirección de Mora Sanroma y asesoría tanto en dramaturgia como dirección de Alma Vidal, el montaje cuenta con partes poéticas, otras más documentales y otras didascálicas, pedagógicas e ilustrativas, con conclusiones en torno a la situación de los humedales manchegos y, al mismo tiempo, sobre un recurso “tan valioso y fundamental” como el agua para la vida, no sólo de la fauna y flora, sino también para el ser humano.

Siendo el parque nacional una pequeña parte de los humedales de la zona y los Ojos del Guadiana un fiable “termómetro” sobre el estado de las Tablas, emplea el simbolismo de los Ojos, bien abiertos o “tapados con escombros”, para el título de un espectáculo que anima a los manchegos a fijarse, a no apartar la mirada, sobre la situación de este entorno.

El estreno de la obra este sábado 17 de junio, Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía, en un año en el que también se celebra el cincuenta aniversario del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, coincide con la actual polémica, con tintes electorales, en torno a las extracciones del subsuelo en Doñana, algo severamente criticado por el biólogo Miguel Delibes de Castro. En una reciente intervención, el pasado mes de mayo, en Torralba de Calatrava, Delibes de Castro, que dirigió la Estación Biológica de Doñana y preside el Consejo de Participación de este parque nacional andaluz, abogó por que no se conduzca a Doñana a una situación tan grave como la que sufren las Tablas de Daimiel y no se saque del subsuelo más agua de la que llueve para la agricultura.

De su investigación previa a la creación del montaje escénico, Mora Sanroma destaca estudios como los del historiador y geógrafo daimieleño, así como miembro de la asociación Ojos del Guadiana Vivos, Alberto Celis, sobre la desecación de las Tablas de Daimiel, investigación en la que describe diferentes fases históricas, siendo la del antropoceno, que comenzó a mediados del siglo XX, la que trastocó la viabilidad natural de este entorno modificándolo con un aprovechamiento de recursos que lo deja sin provisiones y en situación agónica, lo cual espera la actriz daimieleña que “no sea irreversible”.

Teatro social

Hija de Ángela Sanroma, ex directora del Instituto de la Mujer, Elena Mora Sanroma se formó de forma paralela en los campos de la Educación Social y las artes escénicas, realizó un máster de Integración Social a través de las Artes y el Teatro, ha actuado en montajes de diferentes compañías y trabajado, empleando el teatro social, en el sevillano barrio del Polígono Sur, las 3.000 viviendas. También se formó con el Teatro de la Candelaria de Colombia y en la madrileña Escuela de Mar Navarro y Andrés Hernández, además de con José Sanchis Sinisterra en escritura dramática y Lucio Baglivo en danza acrobática.

Así mismo, fundó en Madrid LaRuda Propuestas Escénicas, compañía con la que puso en pie el montaje ‘Monólogo poligonero de uñas, garras y tiburones de barrio’, basado en las mujeres del Polígono Sur de Sevilla con las que trabajó y que también se podrá presenciar en el I Festival de Teatro Solidario de La Sensación el jueves 20 de julio.